Los pasados días 25 y 26 de septiembre tuve el placer de asistir al encuentro: 'Aprender com as historias a sala de aula' en Beja Portugal donde se ponía fin al proyecto Tales: stories for learning. Un proyecto subvencionado por el programa Commenius donde han participado diferentes asociaciones vinculadas con la narración oral de varios países de la Comunidad Europea. Durante estos días se han explicado y dado a conocer los resultados de dos años de trabajo, y se ha presentado el manual que está visible ya on line y proximamente en papel. 

Personalmente ha sido muy interesante ya que desconocía totalmente este proyecto. Entre lo que más me llamó la atención, de lo que pude ver, fue el trabajo de Jan Blake tanto por el acercamiento al valor de las historias en las escuelas en su sentido más profundo, como por las oportunidades de trabajar en proyectos de larga duración para diferentes instituciones artísticas londinenses que hoy por hoy aquí parecen una utopía. 

También me pareció muy interesante uno de los proyectos pilotos que tuvieron lugar y que realizaron entre la asociación Under the same sky y la Universidad Politécnica de Milán que tiene una plataforma para trabajar y colgar historias digitales. Me pareció una actividad cargada de sentido donde la narración digital sirve para que dos comunidades tan distantes, en Italia y Somalia, puedan conocerse y compartir sus historias. Personalmente me interesa de esto que son los protagonistas, los que cuentan su propia historia, con su propia voz, sin video, sólo con unas fotos ilustrativas. Algunos de los videos de este proyecto los podéis ver aquí

Y sin duda rescatar las fantásticas sesiones de cuentos a cargo de los narradores participantes del proyecto, tanto portugueses como extranjeros que se han desarrollado en la calle en un ambiente privilegiado en diferentes escenarios de la ciudad. 

En la propia web  del proyecto ya hay mucha información muy interesante de la que yo destacaría: 

  • State of the art: una sección que da cuenta de la situación de la narración oral que se ha realizado en las escuelas de todos los países participantes. 
  • Good Practices: una descripción de 22 buenas prácticas que se han desarrollado en diferentes escuelas, con diferentes enfoques y duraciones entre las que hay proyectos muy interesantes. 

Aunque la experiencia ha sido muy enriquecedora e interesante ha habido algunas cosas del proyecto que no me han terminado de cerrar, sobre todo en relación a los proyectos piloto 'pilots' que en su mayoría han tenido una escasa duración y una evaluación basada en las opiniones de los participantes tanto de los alumnos como de los profesores. Me parece que en estos días se evidenciaba que el tema de medir el impacto que nuestras acciones tienen está pendiente.

Sin duda lo peor es que España no haya participado en el proyecto y que el manual, que puede ser una herramienta excelente para introducir la narración oral en las escuelas no vaya a ser traducido al español. Ojalá pueda haber una réplica de este proyecto en el que pudiésemos estar junto con otros muchos países de la unión que no han estado presentes. 

En conclusión, creo que en el manual se ven los dos años de trabajo que se han realizado y la necesidad de seguir pensando y reflexionando pero sobre todo se dan herramientas e ideas para que podamos ponernos a la tarea. 

Estrella Escriña


Escribir un comentario