Este mes de marzo no solo llegó la primavera sino que se produjo en Madrid otro milagro. Floreció Un Madrid de cuento, que era flor de noviembre en vías de extinción. La lluvia que produjo el milagro fueron los narradores de Madrid. Este año se podaron a los del resto de la península porque la tijera de los recortes también alcanzó a nuestro Encuentro. Pero llegaron los narradores insulares, traídos por un viento cálido del desierto llamado Antonio López. Tita, Fela y Pepe llegaron a contarnos que es posible emocionar a los más jóvenes si nos acercamos a ellos sin la pretensión de enseñarles nada, con el corazón en la mano, con la vida en el relato. 

También se llenaron las bibliotecas de Narradores que escriben y sus ilustradores. Rafa Ordóñez con Moni Pérez, Margarita del Mazo con Ángela Cabrera y yo con Jesús Gabán. Contamos mientras nuestros ilustradores le ponían imagen a nuestras palabras ante la ojiplática mirada de los niños. Dos lenguajes (el oral y el ilustrado) que se combinaban para poner en acto, una vez más, los cuentos. Rafa Ordóñez (aquí) y Margarita del Mazo (aquí) nos han contado su experiencia.

Pero la más presente en nuestro Madrid de cuento fue alguien que, aunque ya no está entre nosotros, su voz se sigue oyendo en sus libros. Esa es la maravilla de los libros y de los cuentos de tradición oral, que nos permiten establecer un diálogo con los que ya no están, con los muertos. Llegó a nuestro encuentro Ana Pelegrín de la mano de MANO, la asociación de narradores orales de Madrid, que nos la presentaron e hicieron un montón de actos en torno a la figura de esta mujer que tanto ha significado para los narradores y folcloristas panhispánicos con su recuperación del folclore infantil. La narradora Juana La Rosa nos ha querido contar quién es Ana Pelegrín para ella, para los narradores argentinos y para todo el mundo.

Lejos de nuestra primavera mesetaria, en Santiago de Compostela nacía una flor nueva, un festival internacional que nace ya gigante: Atlántica. Nuestra compañera Soledada Felloza nos ha escrito sus emocionadas impresiones sobre Atlántica

Otro narrador colombosevillano, Jhon Ardila, también nos ha escrito un artículo, resumen de su tesis doctoral, sobre la importancia social del narrador oral o las posibilidades transformadoras de la narración oral. Os lo pinchamos en este boletín junto con el artículo La función social del narrador oral que Pep Bruno publicó en su web este pasado 20M para aquellos que estéis interesados en el tema.

Y ahora comienza abril. Mes de aguas mil y de cuentos porque es el mes del libro. El 2 de abril se celebraría el cumpleaños de Hans Christian Andersen, si este señor siguiera cumpliendo años, y, en homenaje a quien tanto hizo por la literatura tradicional, se celebra el Día de la Literatura Infantil y Juvenil. Y el 23 de abril, fecha en que murieron San Jorge el del dragón y Shakespeare el del Rey Lear, y en que fue enterrado Cervantes el del Quijote, se celebra también el Día del Libro. Pero de estas fiestas se hará eco el siguiente boletín. Mientras tanto, si quieres disfrutar de los cuentos a lo largo de abril, aquí tienes para dar y tomar.

El boletín nº7 de AEDA ha sido coordinado por Ana Griott


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar