El pasado mes de octubre tuve la suerte de ser invitada a contar historias en México y México me contó a mí.
Anduve por cuatro estados, y descubrí parte de su gastronomía, sus paisajes, sus imágenes, su tradición, su historia, sus gentes y su escucha, porque de todo, esto último es lo que más traigo guardado en la retina, las miradas de los niños y adultos escuchando, es cierto que en Latinoamérica en general se escucha más y mejor, algo que en España, nos quejamos a menudo, hemos perdido o queremos recuperar, pero vivirlo en México en cada lugar y cada vez que me he subido a un escenario ha sido una experiencia maravillosa.
Ha sido sentir que la palabra dicha es venerada, respetada, amada y lo es por el público y ello a pesar de todas las vicisitudes que la Narración, en este momento, como oficio, implica.
Pero de eso nos van a hablar cuatro narradores:

-Víctor Arjona, La Narración Oral en México

-Norma Torres, El matrimonio de la Narración Oral en México y las instituciones gubernamentales

-Iván Zepeda, Dedicarse al oficio de narrador oral en México es harto complicado

-María Eugenia Márquez, Zacatecas. Ciudad de las Revelaciones.

A todos ellos: GRACIAS por vuestro tiempo y vuestra generosidad.
Podían haber sido otros muchos, este texto no es un monográfico, ni siquiera un mapa de la Narración Oral en México, es la mirada y la voz de cuatro compañeros, nada más y nada menos.
Quizás con el tiempo vayamos sumando voces y armemos ese monográfico.

Por último, os dejo con la reseña que hice sobre "Pedro Páramo" de Juan Rulfo, otro mexicano y uno de los narradores más grandes de todos los tiempos.

Y para despedirme comparto la agenda de cuentos del mes de diciembre.

 

El Boletín nº 48 de AEDA ha sido coordinado por Paula Carbonell


Escribir un comentario