Es este un boletín inspirado en el juego y pensado para cuenteros, es un boletín para mirar del derecho y del revés, en el bus y también en el sofá, es un boletín que quiere ser comentado entre los amigos, incluso jugado a más de dos ojos y varias manos, algunas partes se pueden leer en voz alta, otras no.

En él puedes encontrar un breve artículo en el que Daniel Pinilla, responsable de la Biblioteca Pública de Morata de Jalón, nos cuenta cómo copia y adapta una interesante propuesta de la Fundación Sánchez Ruiperez con el fin de inculcar el hábito y tal vez el vicio de la lectura entre sus conciudadanos.

La biblioteca de Morata, desde que la descubrí, se me antojó como un lugar casi único para la práctica del turismo literario en Aragón, con el tiempo conocí otros lugares muy especiales de los que os hablaré en próximos boletines.

La biblioteca se encuentra a las afueras del pueblo y desde su planta sobreelevada, tras un gran ventanal, puedes divisar: un castillo, un río, unas paredes famosas entre los escaladores y que algún músico cercano bautizó como Escuela de Calor, pero también puedes ver el Moncayo, monte mítico a este lado de la península, donde Bécquer escribió sus Rimas y Leyendas. La fotografía que os dejo da fe de este fantástico rincón de lectura.